Antecedentes del Museo Nocheztlicalli

difusion1

 

 

 

1970 .-  La Quim. Catalina Yolanda López Márquez inicia el rescate de la grana cochinilla, actividad productiva desconocida y extinta, el insecto en peligro de extinción. Ella desarrolla un modelo productivo,  logra su supervivencia y preservación del insecto hasta la actualidad, dedicándose a esta actividad por casi 50 años.

 

1978 .-  Comienza  a capacitar y  dotar de pie de cría de la grana a comunidades que contaban con nopal. La  invitan a participar en el Gobierno Estatal y comienzan a laborar en el FONART y CONAFRUT, para fomentar  las aplicaciones del tinte de la grana en las artesanías.

 

1980 .-  La Quim Catalina Yolanda,  diseña el modelo productivo de “nopaloteca” en 100 m2 en el patio, que tenia en su casa, en la ciudad de Oaxaca. (Actualmente este diseño a sido replicado en varios Estados de la República Mexicana.).

 

1984 .-  La Quim. Catalina Yolanda, es reconocida como Maestra de la grana cochinilla, y es contactada por diversas compañías privadas y de otros países, para capacitar a sus socios y/o empleados como la compañía Spectrum dedicada a la exportación de semillas, la Maestra asesoró a diversas personas, tanto nacionales como extranjeros para el cultivo de la grana y el nopal.

 

1989 .-  Emplea sus ahorros de años para adquirir una parcela, e  Inicia el rescate del nopal hospedero Opuntia ficus Indica, especie adecuada para la crianza de la grana cochinilla, en una parcela ubicada en la calle Nardos 616, de la colonia Ampliación Santa Lucía.

 

1990 .-  Esta parcela es única y especial , no emplea productos agroquímicos, se convierte en la primera reserva ecológica de grana cochinilla y nopal a nivel Nacional.

 

1994 .-  El Gobierno de la República a través de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos (SARH) otorga el Premio al Mérito Forestal y de Vida Silvestre en la categoría Fomento de Fauna a la Maestra Catalina Yolanda López Márquez, por promover los valores cultural y económico de la grana cochinilla como un legado de arte y color de los pueblos mesoamericanos.  Rúbrica Carlos Salinas de Gortari.  

 

1996 .-  Adapta el patio e invernadero que tenía en el centro de la ciudad de Oaxaca para  crear el programa “NOCHEZTLICALLI, Museo Vivo de la Grana Cochinilla” (la palabra Nocheztlicalli proviene de la lengua indígena náhuatl y se deriva de Nocheztli-“Sangre de tunas ó grana cochinilla” y Calli “casa”) con el objetivo de difundir actividades culturales y artísticas relacionadas con la grana cochinilla a niños y jóvenes.

 

Ella se acompaña de sus hijos, ya que desde su mas tierna infancia y a medida que crecen;  los hijos de la Maestra, se integran en esta actividad realizando diversas labores de campo, desde limpiar el huerto, recolectar grana, teñir, investigar, aplicar el tinte, y capacitar a personas interesadas.

 

2004 .-  En la ciudad de Oaxaca, se funda el Instituto de la Grana Cochinilla (IGRACO) una asociación civil, con el objetivo de promover y difundir el legado cultural de la grana cochinilla a mujeres rurales y artesanas, campesinos y jóvenes Oaxaqueños como un alternativa de autoempleo.

 

2010 .-  Al paso del tiempo, las instalaciones ubicadas en la ciudad de Oaxaca, fueron insuficientes para recibir a grupos escolares por lo que se integró todo el museo en un solo sitio en la Calle Nardos 616 col. Ampliación Santa Lucía, en el municipio de Santa Lucía del Camino, lugar que integra la reserva ecológica del nopal, ahora es llamado  “NOCHEZTLICALLI- Museo Ecológico de la Grana Cochinilla”.

 

En este Museo comienza a funcionar y reciben a grupos escolares, público en general, académicos, investigadores y curadores, antropólogos,  productores, artesanas, campesinos, turistas nacionales y extranjeros que desean conocer mas sobre el legado cultural de la grana cochinilla.

 

2016 .-   La Secretaría del Medio Ambiente, otorga el Premio al Mérito Ecológico en la Categoría Cultura y Comunicación Ambiental a la M en C. Claudia Roxana Juárez López,  por su proyecto Nocheztlicalli – Museo Ecológico de Grana Cochinilla y Nopal que recupera los usos y costumbres del Estado de Oaxaca, incide positivamente en la conservación de la Biodiversidad de la región y promueve la participación, social, local y regional, y logra importantes beneficios sociales.